Esta página puede tener documentos que no pueden leerse con el software del lector de pantalla. Para obtener ayuda con estos documentos, llame al número que figura en el reverso de su tarjeta de asegurado.

[+] Comentarios Asistencia lingüística In English

Detectar cuándo sus seres queridos necesitan ayuda

Es posible que no siempre sepamos cuándo necesitamos atención médica para la salud mental, en especial si tenemos la costumbre de seguir adelante pese a las circunstancias. Los amigos y seres queridos no siempre hablan sobre su salud mental, lo que hace que sea más difícil saber cómo y cuándo necesitan nuestra ayuda.

Con afecciones de salud mental como depresión y la ansiedad  en aumento, es más importante que nunca estar atentos a las señales de advertencia tempranas.

Recuerde que sus seres queridos que tienen una cobertura TRS-ActiveCare  tienen los mismos beneficios de salud mental que usted.  También hay recursos disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana  para cualquier persona que esté atravesando una crisis de salud mental.

Cómo reconocer las señales

Queremos que cuide de sus amigos y su familia después de una tragedia o durante momentos de mayor estrés. Pero los problemas de salud mental pueden ser desencadenados por un evento o una actividad específica o por nada en absoluto.

La autoflagelación, la amenaza de lastimarse uno mismo o a otras personas o suicidarse o matar a otros, o los planes de despojarse de artículos personales son señales aparentes de angustia.  Estas son algunas otras señales a las que prestar atención:

  • Mantener distancia, no devolver llamadas telefónicas, cancelar planes reiteradamente o no asistir a actividades sociales. Esto puede ser especialmente preocupante si su ser querido era muy activo socialmente y ahora lo es mucho menos.
  • Mostrarse triste, retraído o indiferente por al menos dos semanas. Preste atención al llanto o cansancio constante, o a una actitud del tipo "la verdad no me importa nada".
  • Conducta riesgosa. Algunos ejemplos de acciones extremas a las que hay que estar atentos son conducir demasiado rápido, ser imprudente sexualmente y perpetrar robos en tiendas.
  • Pánico repentino, paranoia o miedo abrumador. Estos sentimientos podrían ser una señal de un trastorno de ansiedad, especialmente si se manifiestan sin motivo aparente y se interponen en las actividades de la vida diaria.
  • Cambios drásticos en los hábitos alimenticios, incluido comer demasiado o no lo suficiente. También, preste atención a comportamientos que podrían indicar un trastorno alimenticio, como atracones, vómitos o uso de laxantes.
  • Cambios en los hábitos personales. Esto podría incluir cambios en la higiene, un corte de cabello repentino y drástico u otros cambios notables.
  • Cambios de humor notables. A todos nos afecta el estrés de vez en cuando, pero las crisis emocionales repentinas o reiteradas que no son propias de la personalidad pueden ser una señal de un problema de salud mental.  Preste especial atención a los altibajos drásticos o a los estallidos de cólera extremos.
  • Abuso de alcohol o drogas. Preste atención a la intoxicación, al hecho de beber en momentos inapropiados o al abuso de medicamentos con receta o recreativos.
  • Cambios drásticos en los hábitos de sueño. Esto podría significar dormir demasiado o muy poco.
  • La incapacidad de ocuparse de tareas básicas. Pagar facturas, corregir papeles y lavar la ropa son todos ejemplos de actividades diarias que pueden parecer abrumadoras para alguien que tiene un problema de salud mental.
  • Dificultad excesiva para concentrarse o quedarse quieto. Esto podría ser una señal de un comportamiento maníaco o un trastorno neurológico como ADHD.
  • Varios malestares físicos. Existe una relación tan estrecha entre nuestra salud mental y nuestra salud física que los problemas de salud mental pueden manifestarse como dolores y molestias por todo nuestro cuerpo.

Para obtener más información sobre problemas de salud mental específicos, consulte las páginas Las señales de la depresión y Todo sobre la ansiedad.  

También puede informarse más sobre los servicios de salud mental incluidos a través de su cobertura TRS-ActiveCare.