Cáncer de mama

El cáncer de mama es el más común entre las estadounidenses, junto al de piel. Alrededor de una de cada siete u ocho mujeres lo padece en su vida. Por lo general, se forma en los conductos que llevan leche al pezón (conductos) y en las glándulas que producen leche (lobulillos). Ocurre tanto en hombres como en mujeres, pero no es común en los hombres.

El cáncer de mama puede aparecer en hombres y mujeres, pero es menos frecuente en los hombres porque sus glándulas mamarias están menos desarrolladas.
Existen muchos factores de riesgo diferentes que contribuyen al cáncer de mama:

  • Edad: se detecta con mayor frecuencia en las mujeres mayores de 60 años y hombres entre 60 y 70 años.
  • Antecedentes familiares de cáncer de seno: las personas con antecedentes familiares de cáncer de seno, ovario o cáncer de colon pueden estar en mayor riesgo.
  • Exposición a la radiación: las personas que recibieron tratamientos con radiación en el pecho para enfermedades como el linfoma se encuentran en mayor riesgo.
  • Alcohol y/o enfermedad hepática: los estudios sugieren que una enfermedad hepática, como la cirrosis y/o el consumo excesivo de alcohol que pueden afectar al hígado, aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de seno.
  • Sobrepeso: estudios recientes han demostrado que el sobrepeso o la obesidad en los adultos aumenta el riesgo, debido a que tener más grasa corporal puede aumentar los niveles de estrógeno y el riesgo.
  • Ejercicio: las mujeres que no se mantienen físicamente activas durante toda la vida pueden correr mayor riesgo.
  • Raza: los casos de cáncer de seno en las mujeres caucásicas son más frecuentes que en las mujeres latinas, asiáticas o afroamericanas.
  • Ciclos menstruales: las posibilidades son mayores en las mujeres que tuvieron su primer período antes de los 12 años. El riesgo es aún mayor en las mujeres que llegan a la menopausia después de los 55 años.
  • Tener o no tener hijos: cuanto mayor es la mujer al tener su primer hijo, mayor será su probabilidad de tener cáncer de mama. Las mujeres que nunca tuvieron hijos también constituyen un grupo de riesgo. Las mujeres embarazadas y lactantes tienen menos ciclos menstruales y, por lo tanto, están menos expuestas a las hormonas producidas por los ovarios. La exposición a estas hormonas, las cuales estimulan el crecimiento celular, se ha vinculado a un aumento en el riesgo de padecer cáncer de mama.

Exámenes de detección de cáncer de seno

La detección y atención temprana es una de las mejores maneras de reducir el número de muertes causadas por esta enfermedad. Existen diferentes tipos de exámenes y pruebas para detectar el cáncer de mama.

  • Autoexamen: establezca un cronograma para realizarse el autoexamen, lo recomendable es una vez al mes. Si todavía tiene menstruaciones, el examen es más fácil luego de su período. Manténgase segura y hable con su médico si encuentra:

Un bulto, nódulos duros o engrosamiento en el interior del seno

Hinchazón, enrojecimiento u oscurecimiento del seno

Malestar u hoyuelos en la piel

Dolor en los pezones o retraimiento de los mismos

Picazón, piel escamosa o erupción

Secreciones provenientes del pezón (excepto cuando está amamantando)

  • Examen clínico de las mamas (CBE, en inglés): se realiza como parte del examen físico anual. Su médico revisará sus mamas en búsqueda de cambios en la forma y el tamaño, y bultos. El examen clínico de las mamas se debe realizar al menos una vez cada tres años en mujeres entre 20 y 40 años. Después de los 40, las mujeres deben realizarse un examen clínico de las mamas todos los años.
  • Mamografía: una mamografía es una radiografía que toma una imagen del interior del seno. Este examen puede mostrar algunos signos de cáncer de mama antes de que se realice el control. También puede mostrar si lo que se encontró durante un examen podría llegar a ser cáncer. Las mujeres mayores de 40 deben realizarse este examen todos los años, a pesar de que algunos médicos recomiendan hacerlo cada dos.

Si aparece algo inusual durante un examen clínico de las mamas o una mamografía de control, es posible que su médico le pida más exámenes.
Consulte con su médico de cabecera cuándo debería comenzar a realizarse exámenes de mamas y cuál de estos es la mejor opción para su caso.


Fuentes: National Cancer Institute, American Cancer Society, Guía detallada: cáncer de seno en hombres,  BreastCancer.org, Susan G. Komen for the Cure
 

Buscar un médico o un hospital

Use nuestro directorio Provider Finder® para buscar médicos y otros profesionales médicos en su área.

Comuníquese con nosotros